Los Delitos en el Ciberespacio

«Los delitos en el ciberespacio«.El ciberespacio está formado por transacciones, relaciones y el pensamiento en sí mismo, que se extiende como una quieta ola en la telaraña a todas nuestras comunicaciones.

También, como en los demás aspectos de la vida, también está sujeto a delitos. Este mundo digital, (ciberespacio), está a la vez en todas partes y en ninguna parte, pero no está donde viven los cuerpos.

Nos hallamos ante un nuevo cosmos, el ciberespacio, en el que, en principio, todos pueden entrar, sin privilegios o prejuicios debidos a la raza, el poder económico, la fuerza militar, o el lugar de nacimiento.

Se configura un nuevo espacio abierto donde cualquiera, en cualquier sitio, puede expresar sus creencias, sin importar lo singulares que sean, sin miedo a ser coaccionado al silencio o el conformismo.

Sin embargo, tal como sostiene LESSIG, el ciberespacio no es un lugar, sino muchos lugares y las características de cada uno de ellos no son siempre idénticos, difiriendo entre sí en sus características más fundamentales.

En un primer momento se entendió que el ciberespacio configuraba un territorio que era esencialmente libre, que no era susceptible de ser gobernado y, por tanto, ajeno a todo control y resistente frente a cualquier influjo dominador. 

En relación a este tipo de delitos informáticos, nos ha parecido interesante el siguiente artículo publicado por un despacho de abogados penalistas de referencia nacional. Puede acceder a éste artículo pulsando en el siguiente enlace.

ha aparecido un nuevo medio electrónico indiferente a los limites geográficos que produce confusión en el seno del Derecho al crear fenómenos completamente nuevos que necesitan convertirse en sujetos de normas legales claras pero que no pueden ser gobernados, de una manera satisfactoria, por ninguna de las formas de soberanía actuales basadas en la territorialidad”.

Son los delitos en el ciberespacio una realidad cada vez más a tener en consideración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *