¿ES EL GOBIERNO HONESTO CON EL CORONAVIRUS?

¿ES EL GOBIERNO HONESTO CON EL CORONAVIRUS?

Los gobiernos deberían responder a la pandemia COVID-19 priorizando el derecho a la salud universal y el respeto por los derechos humanos, esta frase emitida por Human Rights Watch en uno de sus últimos informes, (la cual hacemos nuestra), resulta ser lógicamente extensiva al gobierno español, pues ya hay muchas voces que, de una manera u otra, están poniendo en tela de juicio la vulneración de los derechos de los ciudadanos españoles, y para muestras los distintos colectivos o asociaciones que se están creando para efectuar reclamaciones contra el estado por la situación que está viviendo el país, y concretamente su ciudadanía.  

El informe “Human Rights Dimensions of the COVID-19 Response” (“Dimensiones de derechos humanos en la respuesta al COVID-19”) analiza las obligaciones del gobierno y las preocupaciones de derechos humanos planteadas por el brote de coronavirus junto con ejemplos de respuestas hasta el momento. Human Rights Watch propone recomendaciones para que los gobiernos tomen medidas para frenar el brote al tiempo que respetan los derechos humanos fundamentales, incluidos los derechos a la salud, la libre expresión, la no discriminación y la libertad de circulación.

Los gobiernos deberían evitar restricciones radicales y muy extensas sobre el movimiento y la libertad personal, confiar en el distanciamiento social voluntario e imponer restricciones obligatorias solo cuando esté científicamente justificado y sea necesario y cuando se puedan garantizar sistemas para apoyar a los afectados. Cuando se imponen cuarentenas o confinamientos, los gobiernos están obligados a garantizar el acceso a alimentos, agua, atención médica y apoyo para la atención de cuidado. Deben abordar las preocupaciones especiales de las personas en las prisiones, cárceles y centros de detención de inmigrantes, las personas mayores y las personas con discapacidad ingresadas en instituciones.Estas garantías son las que se están poniendo en tela de juicio por distintos colectivos respecto del estado español. 

En varios países, el brote del COVID-19 ha puesto en evidencia deficiencias en los sistemas de protección de la salud pública y el bienestar social que dificultan la protección de las poblaciones en riesgo y reducen la transmisión de enfermedades. Deberían garantizar que todas las personas puedan acceder a la atención médica esencial, los cual incluye médios de protección para sanitarios y ciudadanos. En este concreto aspecto la respuesta del gobierno español se está antojando insuficiente. 

“La mejor manera de combatir el COVID-19 es ser escrupulosamente honesto con el público, restringir el movimiento solo según sea necesario para limitar la transmisión y atender a los que están en mayor riesgo”. 

¿Está siendo honesto el Estado Español con la ciudadanía respecto del coronavirus.?.

Que cada quién extraiga sus conclusiones.  

ES EL GOBIERNO HONESTO CON EL CORONAVIRUS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *